domingo, 18 de septiembre de 2016

Berenjenas en vinagre.



Se ha pasado el verano sin subir una receta. El calor(o el caloret, que ahora está tan de moda) te quita las ganas de todo. Llegar a casa más tarde, en mitad del pico de temperaturas, preparar las cosas del día siguiente. No sé como algunos bloggers pueden mantenerse tan al día. Será cuestión de llevar un único hobby y no quinientos como yo xD

Bueno, para recordar los meses pasados y afrontar el veranillo de San Miguel, qué tal unas berenjenas en vinagre, de las de toda la vida?. De las que venían con su palito de hinojo atravesado, que inundaban la cocina y la despensa de aromas. Bien fresquitas, duritas, en su punto de cocción. Se me hace la boca agua, como cuando pasas por el puesto de los encurtidos. Qué? Nos ponemos? 

Ingredientes:
  • Berenjenas. Las medidas son para 1.5kg - 2kg.
  • Tomate entero, grande.
  • Pimiento rojo y verde, grandes.
  • Guindilla roja, un par.
  • Pimentón dulce.
  • Media cebolla.
  • Pimientos del piquillo.
  • 6 dientes de ajo.
  • Cominos.
  • Sal gruesa.
  • Vinagre de jerez.
  • Aceite de oliva. 
  • Agua.

Elaboración:

Limpiamos bien las berenjenas, quitando las hojas en forma de púa que tienen. Las cortamos por la mitad sin llegar al final, para que luego puedan abrirse para el relleno.

Lavamos y limpiamos de semillas los pimientos. Los cortamos en cuadrados grandes. Partimos el tomate en rodajas finas. Partimos la cebolla en cascos.

En una cacerola grande ponemos las berenjenas, un par de cucharadas de sal, un par de cucharadas de aceite de oliva, los pimientos, la cebolla, una cucharada de pimentón dulce (si os gustan más picantes, añadid una punta de pimentón picante), un par de guindillas rojas. Cubrimos de agua y usamos las rodajas de tomate para tapar el contenido y hundir las berenjenas, evitando así que suban a la superficie, se ennegrezcan y  no se cuezan bien.

Machacamos los ajos con un par de cucharadas de comino en grano. Reservamos.

Ponemos la olla al fuego y dejamos hacer durante una media hora. Pasado este tiempo, comprobamos la textura de las berenjenas con un tenedor. Deben estar al dente, más bien duritas , cuidando que no se ablanden demasiado.

Una vez fuera del fuego, dejamos enfriar un poco y añadimos el majado de ajo y comino más cinco cucharadas de vinagre. Movemos bien, probamos y rectificamos a nuestro gusto. Dejamos enfriar completamente y colamos el líquido. Reservamos.

Para finalizar, rellenamos las berenjenas con una tira de pimiento del piquillo y las atravesamos con un palito para dejarlas cerradas. Conservar con el líquido reservado en un recipiente de cristal bien cerrado en la nevera.  Se pueden tomar al día siguiente. Importante que no sea un recipiente poroso, como una orza o similar, porque si no hay cuidado puede rezumar el líquido (lo digo por experiencia :P )

Que las disfrutéis!