jueves, 19 de marzo de 2015

Ensalada de verduras caramelizadas y mozzarella



Que ya ha venido el calor!!! Pero ya se ha ido! xD Que no, que no, que ya no hay quien de marcha atrás. La primavera está aquí. Al menos el calendario así lo dice, aunque meteorológicamente hace tiempo que hemos prescindido de ella. Ya sólo queda invierno y verano. Sea como sea, van apeteciendo platos menos pesados, ligeritos, que se puedan tomar fríos sin que nos pongan caras raras al presentarlos en la mesa. 

Esta ensalada que os traigo hoy es una típica escalivada catalana: verduras asadas, aliñadas con su jugo. Esta me llama la atención porque lleva un caramelo hecho en aceite con el que se riegan las verduras antes de llevarlas al horno. Me pareció de lo más curioso... En cuanto a las verduras, podéis optar por las que más os gusten. Yo puse pimientos rojos y cherries que tenía en casa, como elemento principal. Pero podéis usar berenjena, cebolla. Es también una receta de aprovechamiento.







Ingredientes:


  • Elección de tomates cherry, berenjenas, pimientos rojos, cebolla, berenjena...
  • 2 Hojas de laurel.
  • Tomillo.
  • Romero.
  • 3 dientes de ajo.
  • Cilantro en grano.
  • 200ml de aceite de oliva.
  • 80g de azúcar moreno.
  • Sal.
  • Vinagre de jerez.

Elaboración:

Encendemos el horno y lo llevamos a 200ºC, calor arriba y abajo. Si tenéis aire, mejor.

Lavamos, limpiamos y secamos bien las verduras. Las ponemos en una bandeja de horno. Yo he usado una cocotte. Me parecía más cómoda porque tiene su propia tapa y así me evito luego usar papel de aluminio. Cascamos los dientes de ajo sin pelar y los añadimos a la bandeja también, junto con las hojas de laurel.

En un cazo medimos el aceite, echamos el azúcar moreno y ponemos a calentar. Dejamos a fuego medio/alto hasta que el azúcar se haga caramelo. Retiramos del fuego y dejamos enfriar, removiendo de vez en cuando.

Mientras, machacamos los granos de cilantro con un poco de aceite , para que no salten. Los añadimos a la fuente de verduras.

Cuando el aceite esté tibio, lo volcamos con cuidado encima de las verduras. Echamos el resto de las hierbas y metemos la fuente en el horno. Dejamos asar hasta que estén hechas. Tardará una hora aproximadamente.  Sacamos del horno, rociamos con el vinagre  y cubrimos la bandeja. Esto ayudará a que se puedan pelar mejor.




Cuando las verduras estén tibias y se puedan manejar, les quitamos la piel. Si hemos puesto pimientos rojos veréis que fácil resulta tras el reposo. Eliminamos semillas y restos que no queramos y vamos reservando el contenido escurrido en un bol. Una vez finalizadas todas las verduras, aliñamos la ensalada con un poco del líquido del asado y sal. Partimos la mozzarella en rojadas finitas y las intercalamos. Podemos servirla tibia o, mejor aún, dejarla reposar un par de horas en la nevera.