viernes, 23 de enero de 2015

Manaish (tortas de pan de la cocina libanesa)


Tenía reservada esta receta para acompañar un guiso de origen libanés. Esto de comprarse un libro de "La cocina libanesa moderna" es lo que tiene xD . Aparte, me parecía ésta una receta fácil y simple para emplear un post en ella. Peeero, tenía que publicar ya!! Aquí la tenéis.

Con estas tortas podéis acompañar un hummus bien aliñado. O un queso fresco con cebolla.. O usarlas para kebab. O tomarlas así, tal y como salen del horno. En fin! No vais a tardar nada en consumirlas :) La receta es muy sencilla, ya veréis. No tienen un segundo levado, ni tiempos de prefermento. Nada, no hay excusas.

Disfrutadlas!


Ingredientes:

  • 400grs de harina de fuerza.
  • 25cl. de agua.
  • 1/2 sobre de levadura de panadero.
  • Un pellizco de sal fina.
  • Una cucharadita de azúcar.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Un par de cucharadas de zaatar (O de orégano si no tenéis).
  • Un chorrito de aceite de oliva.

Elaboración:

Templamos un poco el agua, lo justo para que no esté fría al tocarla. Ojito! . Si nos pasamos nos cargaremos la levadura. Es casi preferible que esté fría si no tenemos este tema muy controlado. Disolvemos el sobrecito de levadura y lo dejamos reposar unos diez minutos hasta que haga burbujas.

Ponemos el resto de los ingredientes en un bol, añadimos la mezcla de agua y levadura. Integramos inicialmente con una rasqueta o una cuchara de palo. Enharinamos la superficie de trabajo y nos pasamos a la mesa para el amasado. Es muy sencillo, con siete minutos bastará (si tenéis amasadora es más simple aún). Cuando la masa se maneje bien, sin pegarse a la superficie, ya estará lista. 

Hacemos un rulo con la masa y dividimos en unas seis o siete partes iguales. Formamos bolas con ellas y las dejamos reposar, separadas y cubiertas con un paño húmedo durante una hora. 

Transcurrido este tiempo, enharinamos la superficie de nuevo y  precalentamos el horno a 200ºC. Tomamos cada bolita y la aplastamos con la mano, unas tres veces por cada lado. Luego pellizcamos la masa alrededor de todo el borde. No es necesario que queden bien. Dejamos reposar de nuevo unos diez minutos cubiertas. Luego pasamos a la bandeja de horno. En un cuenco , mezclamos el zaatar o el orégano con aceite y pintamos la superficie de nuestras tortas. 

Introducimos al calor y dejamos hacer durante diez minutos. Es preferible que queden poco hechas a que nos pasemos. Servir inmediatamente.