jueves, 29 de diciembre de 2011

Pastel del leñador.

Vamos hoy con un pastel realmente bueno. Sólo con ver los ingredientes me llamó la atención, porque la mezcla de frutos con la masa de bizcocho me gusta mucho y además hace que el resultado final sea muy jugoso, sin necesidad de baños ni rellenos. Es , de nuevo, un postre para hacer con sobras. Tienes fruta por ahí, pues a usarla: plátanos, peras, manzanas. Tienes fruta escarchada? Pues al cazo también. Os gustará, de veras. 

Como siempre pasé un poco de los ingredientes exactos de la receta original. Si no tenéis fruta escarchada podéis usar otro fruto deshidratado, como higos, dátiles, etc.. En función del que uséis, variad la cantidad de azúcar.

Ingredientes:


  • Dos manzanas medianas. Da igual el tipo.
  • Dos tazas de fruta escarchada picada.
  • 250 ml de agua.
  • 1 cucharada de bicarbonato.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (opcional). Podeís usar anís en su lugar.
  • 125grs de mantequilla.
  • 220grs de azúcar.
  • 225grs de harina normal.
  • 1 huevo.
Cobertura:
  • 60 grs. de mantequilla.
  • 100 grs de azúcar moreno.
  • 125ml de leche.
  • 50grs de coco. 
Elaboración:

Precalentamos el horno a 150ºC. Rejilla.

Ponemos el agua en un cazo hasta que comience a hervir. Mientras se calienta, pelar ,  quitar el corazón y picar en daditos las manzanas. Picar también la fruta escarchada. Ponemos el conjunto en un recipiente, añadimos una cucharada de bicarbonato. Removemos y añadimos el agua hirviendo. Movemos una par de veces más y dejamos reposar mientras seguimos con el resto.



En otro recipiente ponemos el huevo y el azúcar y blanqueamos hasta obtener una crema suave. Añadimos la mantequilla reblandecida e incorporamos totalmente. 


A continuación unimos la mezcla de frutas y agua con la crema de yemas y mantequilla. Tamizamos la harina sobre esta mezcla y la incorporamos totalmente. En este paso podemos añadir un chorrito de anís o una cucharadita de azúcar avainillado. Lo que tengáis a mano. 


Encamisamos un molde rectangular y vertemos la mezcla. Introducimos en el horno durante unos 50 minutos.


Mientras preparamos la cobertura: Disolvemos el azúcar con la leche. Añadimos la mantequilla reblandecida y batimos fuertemente. Finalmente incoporamos el coco rayado. La mezcla quedará algo líquida, así que la vamos a introducir en la nevera para que la mantequilla vuelva a tomar cuerpo. 

Una vez esté cocido el bizcocho (comprobar con palillo), lo sacamos del horno pero dejamos éste en marcha. Untamos la crema de cobertura y volvemos a introducir unos minutos más hasta que se haya dorado el coco. Sacamos , desmoldamos y dejamos enfriar.  


Que aproveche. Feliz año a todos!