sábado, 23 de julio de 2011

Tomate confitado

Puedo parecer el tonto del tomate y no os quitaré la razón. Quiero pensar que el origen de mi preocupación por cómo prepararlo de la mejor manera viene por la madre de unos amigos. Ella  ha sido cocinera durante muchos años en un bar de Andújar y tiene una forma excepcional de preparar el tomate frito. Por más que lo hemos intentado no suelta la receta. Nos marea,creo. Y siempre deja algo por contarnos. Y ese algo es lo que hace de su receta un bocado exquisito.

Peeero, hete aquí que el otro día encontré por ahí naneando una forma de caramelizar tomate y el resultado se parece bastante a lo que hace esta mujer. Y se hace en el microondas. Con lo poco que me gusta el microondas... El secreto de hacer el tomate reside en la paciencia, pero el bote se me rompió en la cuna.

Listos?

Ingredientes:

  • Una lata de tomate entero pelado . Da igual el tamaño, si es de medio os saldrá menos, si es de 1kg os saldrá más (er...). Usaré una lata de 1Kg, anda.
  • Dos o tres cucharadas de aceite.
  • Tres cucharadas de azúcar. Con esta cantidad salen bastante dulces, así que moderad si no os va.
  • Hierbas aromáticas frescas. Las que más os gusten, romero y albahaca pueden ir bien.

Elaboración:

Escurre el jugo de los tomates. Si es necesario exprímelos suavemente para que no se rompan pero se queden lo más secos posible.

En un recipiente de cristal para microondas, coloca todos los ingredientes: Los tomates, aceite, azúcar y las hierbas frescas. Cocina al máximo durante unos 15-20 minutos. No uses gratinador si lo tiene, sólo la potencia máxima de la máquina. Eso es todo, déjalos enfriar y luego guárdalos en un tarro. Puedes usarlos para lo que quieras: cortados para acompañar bacalao, en bocaditos con queso. A tu imaginación.