domingo, 8 de diciembre de 2013

Pastel de almendras (cocina alsaciana)



Más entradas que voy subiendo de la repostería alsaciana. Hay muchos panes para navidad, prometo incluir alguno antes que lleguen las fechas. Por el momento y fuera de la temporada,os animo a hacer este pastel de almendras relleno de mermelada. Es una elaboración que se mantiene bien durante bastantes días , no necesita refrigeración, sólo mantenerla en una tartera  a salvo de corrientes de aire. Y nunca me canso de decir: al llevar almendra irá ganando con el tiempo.

Ingredientes:

  • 6 huevos grandes.
  • 150gr. de azúcar en polvo.
  • 75gr. de maicena.
  • 40gr. de mantequilla.
  • 180gr. de almendra molida.
  • Un chorrito de licor. Yo usé Amaretto.
  • Para el glaseado: 100gr de azúcar en polvo y licor.
  • Para el relleno: Un tarro de mermelada.Yo usé de ciruelas.
Elaboración:

Engrasamos con mantequilla un molde de unos 20cms de diámetro. Espolvoreamos el fondo y las paredes con uno poco de harina y reservamos. Siempre hago ésto lo primero, porque luego cuando tengo la masa ya terminada y lista para hornear me da mucha pereza hacerlo, jeje.

Precalentamos el horno a 150ºC


Cascamos los huevos. Separamos yemas y claras. De las segundas , tomamos dos cucharadas y mojamos con ellas la almendra molida. Añadimos a esta mezcla el chorrito de Amaretto. Removemos bien.

El resto de las claras las vamos a montar a punto de nieve con un pizco de sal. Reservamos.





Batimos consistentemente las yemas con el azúcar en polvo hasta obtener una mousse. Añadimos la maicena y la mantequilla muy blanda. Para finalizar vamos incorporando a esta mezcla las claras montadas ,con movimientos envolventes y muy delicados. Fijaos que en este pastel no usamos levadura ni otro impulsor por lo que el aire que hayamos integrado en los batidos de yema y clara es indispensable para dar esponjosidad al bizcocho.

Volcamos la masa en nuestro molde e introducimos en el horno durante unos 50 minutos. Una vez listo (pinchamos o nos fijamos que se ha retirado toda la humedad del centro del bizcoco), sacamos, desmoldamos y , cuando esté frío, partimos por la mitad y rellenamos con la mermelada de nuestra elección. Sed generosos!

Para el glaseado, ponemos el azúcar en polvo en un bol. Añadimos un chorrito de licor y movemos hasta obtener una crema consistente. No os paséis añadiendo licor, hacedlo con paciencia para no estropear la textura. Cubrimos nuestra tarta con la mezcla. Lista!