sábado, 20 de abril de 2013

Licor de café

Mi amiga Elva (por cierto, dónde te metes?) vive desde hace años en Vigo.  Compartió conmigo una receta de licor que tardé un tiempo en hacer. Por aquella época estábamos "picaos" con el limoncello (hay que ver..) y no había otra cosa. Por fin decidimos que había que darle por fin un justo homenaje y la hicimos.  Luego nos arrepentimos de no haberla hecho antes.

Si miráis en la web hay muuchas recetas de licor de café. Yo os presento únicamente la que he probado y la que me gusta. Eso sí, aviso muy importante. No sé si será por el café, por el alcohol o por la mezcla de ambos, este licor te pone como una moto. Ojito con los que andéis regular con la tensión eh! Que sirva ésto como pliego de descarga de responsabilidad , jeje.

La elaboración es muy simple. Lo único malo de este licor es lo de todos: Que hay que esperar.


Ingredientes:

- 1 litro de anís seco.
- 200grs de café en grano.
- 200grs de azúcar blanca.
- Una ramita de canela.
- Piel de naranja.
- Una varita de vainilla.
- 500ml de agua.

Elaboración:

Ponemos el anís y el café en grano(reservamos unos 50grs) en el recipiente donde vayamos a conservar el licor.

Limpiamos bien la naranja y la pelamos. Quitamos la parte blanca de la mondadura. Preparamos el palito de canela y cortamos longitudinalmente la varita de vainilla con cuidado de no perder los granitos del interior. Pesamos el azúcar y reservamos. Ya tenemos los ingredientes listos. 

En un cazo ponemos el agua a calentar. Molemos los granos que hemos reservado y los añadimos al agua. Dejamos que hierva un par de minutos y dejamos que infusione otros 5 minutos más. Pasamos el líquido por un colador, comprimimos bien el poso.

Introducimos la canela, la naranja y la vainilla en el líquido obtenido y volvemos a calentar a fuego medio. Añadimos el azúcar y , sin dejar de remover con una cuchara de madera, vamos a dejar cociendo hasta obtener un almíbar flojo. Más bien un sirope.

Dejamos enfríar un poco y vaciamos todo el contenido, especias incluídas, en el recipiente con el anís. Cuando la mezcla esté fría, tapamos y conservamos fuera de la luz.

Pasados 10 días abrimos y retiramos la piel de naranja , la canela y la vainilla. Cerramos y dejamos reposar 20 días más. 

Pasado aproximadamente un mes desde la elaboración, colamos nuestro licor y lo pasamos a una botella de cristal. La introducimos en el congelador hasta el momento de servir. Debe estar muy frío.

Con el tiempo veréis que este licor va ganando cada vez más cuerpo. Bueno, si llega!
Buen provecho.