miércoles, 3 de octubre de 2012

Cuadraditos de almendras y cabello de ángel

Disculpas, disculpas por tener el blog tan desatendido.Después del verano te dejas arrastrar por la vorágine de toda la gente que vuelve de vacaciones y el trabajo se duplica. Y qué leches, que estaba de feria y las cosas hay que disfrutarlas xD

Os traigo una recetilla de esas comodín que podéis usar para modificar como queráis. Son unos cuadraditos de sémola y almendras que encontré en un recetario y que me he encargado de adaptar  por mi cuenta. Ya os digo que es una receta para adaptarla a vuestra medida y gustos. Lleva una base de almendra. Eso quiere decir que con los días va ganando. También está bañada con almíbar abundante así que si hace calor en estos días tendréis que conservala en la nevera.

Espero que os guste!

Ingredientes:

Base:
  • 250 grs de azúcar.
  • 5grs de levadura en polvo.
  • 150 grs de sémola fina.
  • 100 grs de almendras molidas.
  • 100 grs de mantequilla.
  • 3 yogures griegos.
  • 2 cucharadas de harina.
  • (opcional) 1 cucharada de gérmen de trigo.
Relleno:

  • Una yema.
  • Dos cucharadas de cabello de ángel
Baño:
  • Almíbar (1dl de agua y 100grs de azúcar)
  • Un chorrito de Licor 43.
Otros:
  • Un molde rectangular de 20x15. No es importante, pero es recomendable que la tarta quede bien extendida y no muy gruesa. Facilita luego el corte.

Elaboración:

Veréis qué sencilla es. Id precalentando el horno a 180ºC arriba y abajo, sin aire.


En un bol ponemos los ingredientes secos de la base: Harina, azúcar, sémola, almendras molidas y levadura. Ahora fundimos la mantequilla un minuto al baño maría y la añadimos a al bol con el resto de los ingredientes. Incorporamos ahora los yogures y movemos bien. Si vemos que la masa quedase demasiado líquida añadimos un poco más de harina o una cucharada de germen de trigo. 



Forramos el molde con papel de horno y lo engrasamos con un poco de aceite. Fondeamos con la mitad de la masa y reservamos la otra mitad.



En un cuenco ponemos una yema junto con las dos cucharadas de cabello de ángel. Movemos bien para integrar la mezcla y extendemos sobre la base de masa que hemos puesto en el molde, con cuidado. Si queremos más relleno no tenemos más que hacer más mezcla de yema y cabello de ángel. Si queréis poner otra cosa ahora es el momento. Imaginación al poder.

Finalmente cubrimos con el resto de la masa base.

Introducimos en el horno durante unos 40 minutos o hasta que se haya dorado un poco. Mientras ponemos en un cazo el azúcar y el agua y hacemos un almíbar ligero. Cuando lo tengamos listo añadimos un chorrito de licor.








Sacamos el pastel del horno y dejamos enfriar sin desmoldar. Bañamos con el almíbar , dejamos reposar de nuevo para que se asiente. Ahora ya podemos desmoldar y cortar en cuadraditos. Se puede decorar con trocitos de almendra o gotitas de chocolate.