domingo, 15 de abril de 2012

Ensalada marroquí de berenjenas

Cuando estuvimos en Fez hace unos años , aparte de visitar una ciudad maravillosa, tuvimos la ocasión de probar mucho de la cocina marroquí, evidentemente.  Si visitas los lugares turísticos siempre vas a encontrar el mismo tipo de menú: Una desgustación de ensaladas , un plato principal a base de cuscús más carne o verdura y pastela. Para finalizar postres de miel con masa filo y té. Bien, y por qué no? Al fin y al cabo los referentes turísticos se pensaron para pasarlo bien y hay que dejarse llevar. 

Hace unas semanas estuvimos en Madrid y para la cena volvimos al resturante Al Mounia. Realmente el menú es parecido y una de las cosas que más disfruté fué esa degustación de ensaladas. Normalmente se compone de un poco de humus de garbanzos, zanahorias condimentadas,algún pincho de cordero y la ensalada tibia de berenjenas que os indico en esta receta. Espero que os guste. Como todo plato especiado es mejor hacerlo y dejarlo reposar una horas. Luego se calienta un poco a la hora de servirlo y listo.

Ingredientes:


  • Un par de berenjenas medianas.
  • 4 tomates maduros.
  • 2 o 3 dientes de ajo.
  • Media cucharadita de pimentón dulce.
  • Media cucharadita de pimentón picante.
  • 1 cucharadita de comino en grano.
  • Una pizca de guindilla , molida o entera.
  • Aceite de oliva y sal.
Elaboración:


Lavamos las berenjenas y sin pelarlas cortamos rodajas de aproximadamente medio centímetro. Las pasamos por agua y colocamos sobre un paño.Salamos las rodajas, las cubrimos con otro paño presionando ligeramente y las dejamos escurrir para que no amarguen. Mientras seguimos con la precocina.

Lavamos y cortamos los tomates en dados. Pelamos el ajo y lo picamos finamente. Tenemos listas el resto de las especias para comenzar la elaboración.




Calentamos abundante aceite en una sartén (tendréis que ir añadiendo más en esta parte). Freímos las berenjenas sólo hasta que estén doradas, que estén blanditas pero no crujientes. Al sacarlas presionamos un poco para que suelten el aceite y las reservamos sobre un papel absorbente. No os preocupéis por el exceso de aceite. Durante la cocción posterior podréis eliminarlo. 


En el mismo aceite vamos a añadir el ajo picado y el comino. Damos un par de vueltas a fuego medio para que el ajo se dore y los granos de especia suelten su aroma. Añadimos sin más el tomate y subimos el fuego.  Damos unas vueltas para que la verdura suelte líquido. Sin dejar que se evapore incoporamos ahora las berenjeas, el pimentón salado y dulce y la pizca de guindilla. Salamos y no dejamos de remover. La berenjena se va a deshacer mezclándose con el tomate. Eso es lo que queremos. Cuando tengamos una masa, bajamos el fuego al mínimo y dejamos hacer durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando la verdura comience a cubrirse de aceite estará listo. En ese momento podemos retirar el exceso de la grasa con una cuchara. Pero no todo, porque ha de seguir macerando en el líquido. 


Apartamos y reservamos durante un mínimo de dos horas. Para servir podemos directamente dar un toque de microondas para templarlas. La podéis tomar como gustéis. A mi me gusta servida sobre rebanadas de pan crujiente.